Los peligros de conducir con sueño

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Conducir con sueño resulta en decenas de miles de choques de vehículos al año. La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras​ (NHTSA, por sus siglas en inglés) estima que 91,000 choques en el 2017 involucraron a conductores somnolientos. La NHTSA también cree que este número está subestimado. Estos choques por conducir con sueño han resultado en un estimado de 50,000 lesiones y miles de fatalidades. Igual de alarmante es que, de acuerdo con varios sondeos, 4 por ciento de los conductores indicaron que se han quedado dormidos detrás del volante en los últimos 30 días.

Entendemos que evitar conducir con sueño es algo que es mucho más fácil de decir que de hacer, pero incluso así, es importante conocer los riesgos, las señales de alarma y las soluciones.

Los conductores somnolientos pueden quedarse dormidos detrás del volante. Esto supone riesgos obvios. Pero incluso si técnicamente no se quedan dormidos, a los conductores somnolientos se les puede dificultar el notar cualquier obstáculo en el camino o que se están desviando en la carretera. De hecho, muchos choques de vehículos que involucran conductores que se sospecha que estaban somnolientos no muestran señales de maniobras evasivas o frenados. Los conductores con sueño también tienen tiempos de reacción retardados y pudieran enfrentar desafíos similares a los de los conductores ebrios o distraídos.

Al igual que conducir bajo los efectos del alcohol o de forma distraída, el mejor remedio para el conducir con sueño es evitar hacerlo. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y la NHTSA ofrecen algunos consejos para evitar conducir con sueño.

  • ¡Duerma lo suficiente! Los expertos recomiendan al menos siete horas de sueño cada noche. Los adolescentes deberían dormir al menos ocho horas.
  • Si le espera un viaje largo, asegúrese de dormir bien la noche anterior.
  • Además, si es un viaje largo, evite manejar por su cuenta.
  • Evite beber alcohol o tomar medicamentos que causen somnolencia.
  • Prepárese cuando tenga que conducir durante los periodos de somnolencia del ritmo natural circadiano. Naturalmente, el cuerpo está más cansado durante el final de la tarde y entre la medianoche y las 6 a.m.
  • Maneje cualquier desorden del sueño potencial.

Si experimenta alguno de estos, ¡probablemente ya esté manejando con sueño!

  • Bostezar detrás del volante
  • Parpadear frecuentemente para mantener sus ojos abiertos
  • “Autopiloto”, u olvidar los últimos minutos del manejo
  • Incapacidad de mantenerse en su canal
  • Perderse un cruce o una salida

Estas son algunas potenciales soluciones rápidas si comienza a notar somnolencia mientras conduce.

  • Encuentre un área de descanso y tome una siesta rápida.
  • ¡Cafeína!
  • Deje que alguien más conduzca.

La Firma Legal de Scott Warmuth ayuda a las víctimas de un accidente de auto a recuperarse física y financieramente. Para una consulta gratuita sobre accidentes de tránsito, llame hoy a nuestras oficinas al número 626-986-3792.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

mas

Llama Ahorra para su Consulta Gratis!

Nuestro equipo profesional y multilingüe les proporciona a los clientes servicios legales personalizados con sensibilidad y entendimiento, respaldados por décadas de experiencia. Estaremos felices de estudiar su caso.

¡Nuestros abogados hablan su idioma!