¿Qué es una visa L-1?

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Si no ha escuchado acerca de la visa L-1, no se preocupe, probablemente no es la única persona que no la conoce. La visa L-1 no está disponible para individuos o para la mayoría de los trabajadores, pero aun así se han emitido al menos 100,000 cada año desde el 2000. La visa L-1 para transferencia intraempresarial está disponible solo para ciertos trabajadores de ciertas compañías con ciertas habilidades o conocimientos. La L-1 está disponible para ejecutivos, gerentes y trabajadores especializados de compañías extranjeras que buscan establecer una oficina en los Estados Unidos, o para empleadores estadounidenses existentes con funcionarios extranjeros filiales.

Una transferencia intraempresarial es una transferencia dentro de la misma compañía. Las visas L-1 solo están disponibles para compañías que transfieren un empleado a los Estados Unidos desde una compañía matriz, sucursal, subsidiaria o filial en el extranjero. Las visas L-1 no están disponibles para quienes buscan trabajo de la misma forma que una visa H-1B. Las visas L-1 solo están disponibles para empleados cualificados que hayan trabajado para la compañía por al menos un año continuo en los últimos tres años. Otra diferencia con otras visas es que los trabajadores no solicitan la visa por sí mismos, sino que el empleados solicita la visa a nombre de sus empleados. Las compañías que soliciten muchas visas L-1 incluso tienen la opción de agilizar el proceso.

Existen dos tipos de visas L-1. La visa L-1A abarca a los ejecutivos y gerentes que son transferidos a los Estados Unidos, mientras que las L-1B son para los empleados con conocimiento especializado. Son pocas las diferencias entre las dos visas, pero dos de las diferencias más puntuales son el periodo máximo de estadía y las opciones de ajuste de estatus. La diferencia de estadía máxima es que la L-1A es de máximo siete años, mientras que la L-1B es de máximo cinco años. Y en cuanto al ajuste de estatus, cuando se busca una residencia permanente bajo la visa EB, la visa L-1A se ajusta a una EB-1 y la L-1B se ajusta a una EB-2. Es mucho más fácil recibir una green card en la categoría EB-1.

En el caso de los empleados que establezcan una nueva oficina en los Estados Unidos, la L-1 es válida por un año. Para los empleados que son transferidos a una oficina existente en los Estados Unidos, la L-1 es válida por tres años. Las familias, específicamente cónyuges e hijos solteros menores de 21 años, de los portadores de una visa L-1, pueden entrar a los Estados Unidos con una visa L-2. Los portadores de una visa L-2 pueden trabajar legalmente en los Estados Unidos después de solicitar una autorización de empleo.

Las empresas multinacionales que buscan transferir ejecutivos, gerentes o trabajadores con conocimientos especializados a los Estados Unidos, pueden buscar la ayuda de una firma legal experimentada en inmigración y visas estadounidenses para simplificar el proceso de la visa L-1. La Firma Legal de Scott Warmuth ha ayudado a trabajadores a ingresar a los Estados Unidos por más de tres décadas. Para una consulta gratuita sobre la visa L-1, llame hoy a nuestras oficinas al número 626-986-3792.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

mas

Llama Ahorra para su Consulta Gratis!

Nuestro equipo profesional y multilingüe les proporciona a los clientes servicios legales personalizados con sensibilidad y entendimiento, respaldados por décadas de experiencia. Estaremos felices de estudiar su caso.

¡Nuestros abogados hablan su idioma!