Alivio de deuda y bancarrota

Couple Discussing Finances

Alivio de deuda y bancarrota

Couple Discussing Finances

Abogados especializados en deuda y bancarrota en Gran Los Ángeles

Las deudas crecientes, facturas sin pagar, embargos de salarios y llamadas constantes de los cobradores pueden causar niveles extremos de estrés y reducir la calidad de vida. Sin embargo, hay soluciones disponibles para personas y empresas que enfrentan problemas graves con sus finanzas. La bancarrota, la consolidación de la deuda y la liquidación de deuda pueden ayudar a aquellos en dificultades con sus deudas a recuperarse económicamente mientras protegen sus activos. Un abogado experimentado en bancarrota puede hacer una gran diferencia.

Liga Legal puede ayudar a individuos y empresas a escapar de los niveles aplastantes de deuda a través de la bancarrota, consolidación y negociaciones con los acreedores. Nuestro equipo legal está listo para ayudarle a dar los pasos necesarios para garantizar un futuro financiero más brillante.

Estamos con usted, en todo momento. Nuestra firma ofrece consultas gratuitas para revisar las opciones de alivio de deuda disponibles para usted. Comenzaremos nuestro trabajo para detener los acosos diarios de los acreedores y cobradores tan pronto como usted se convierta en cliente de la firma. Le ayudaremos a poner sus finanzas en orden. Llámenos hoy al 626-986-3792 para hablar con un abogado especializado en bancarrota y comenzar su nuevo camino financiero.

Podemos ayudarle a lograr sus objetivos financieros.

Bancarrota personal

Bancarrota corporativa

Consolidación de deuda

Liquidación de deuda

^

Abogados de bancarrota personal en el sur de California

La bancarrota es una red de seguridad legal que ayuda a las personas que no pueden pagar sus facturas debido a dificultades financieras. Las dificultades financieras pueden surgir de forma imprevista por la pérdida repentina del trabajo, una enfermedad inesperada, un divorcio, o incluso debido a una concesión excesiva de créditos. Estas dificultades pueden llevar a eventos extremadamente dañinos, como embargo de vehículo, ejecución hipotecaria de una casa, o embargo del salario. Solicitar la bancarrota ofrece una oportunidad para las personas abrumadas por una gran cantidad de deuda para que tengan un nuevo comienzo financiero.

Los individuos normalmente solicitan uno de dos tipos de bancarrota.

Bancarrota del Capítulo 7

El Capítulo 7 les permite a los individuos remover la deuda calificada a la vez que aceptan que un fiduciario de bancarrota (una persona cuyo trabajo es supervisar su reclamo de bancarrota y tomar decisiones imparciales) tome control de ciertos activos para pagar esas deudas. Existen algunas deudas que no pueden ser descartadas y algunos activos que no pueden ser reclamados bajo el Capítulo 7. En California, las exenciones de activos pueden incluir hasta ciertos montos de capital de vivienda, propiedad personal, salarios, planes de retiro, beneficios de asistencia pública, herramientas, pólizas de seguro y otros. El objetivo del Capítulo 7 es ofrecer activos no exentos para la venta a cambio de la supresión de las obligaciones de deuda.

La ley de California ofrece dos sistemas de exención de bancarrota diferentes, comúnmente conocidos por sus códigos civiles: 703 y 704. Cada sistema ofrece diferentes niveles de exenciones para diferentes activos protegidos. Qué sistema de exención es mejor para su situación individual dependerá, normalmente, de su situación de vivienda y estado civil. Su abogado le ayudará a determinar qué sistema de exención es el mejor para su solicitud de bancarrota. En algunos casos, la persona que solicita la bancarrota pudiera no perder ningún activo en el proceso de bancarrota.

Es importante entender que solicitar la bancarrota pudiera no eliminar toda su deuda. Las deudas que no pueden ser descartadas pudieran incluir préstamos estudiantiles, impuestos por ingresos, manutención infantil, restitución legal, compras recientes y otras. El proceso de bancarrota no es adecuado para todo el mundo. Nuestra firma legal le ayudará a sopesar las ventajas y desventajas antes de decidirse por la bancarrota.

Bancarrota del Capítulo 13

El Capítulo 13 es para individuos con una deuda grave, pero que tienen un ingreso fijo; algunas veces se le llama “bancarrota de asalariado”. La bancarrota del Capítulo 13 se diferencia de la del Capítulo 7 porque no reclama activos no exentos. En vez de eso, la bancarrota de Capítulo 13 sigue un plan de repago, cuyos detalles son determinados por la cantidad de dinero que usted gana, cuánto dinero debe y el valor de sus activos. El objetivo de una solicitud del Capítulo 13 es repagar sus deudas en los próximos años. La mayoría de los planes duran entre tres y cinco años.

Hay límites de deuda para la bancarrota del Capítulo 13. Desde abril de 2019, el límite de una deuda no asegurada es de $1,257,850, mientras que el límite de una deuda asegurada es de $419,275. La deuda no asegurada se refiere normalmente a una deuda sin garantía, como una tarjeta de crédito, facturas médicas o préstamos personales. La deuda asegurada es la deuda tiene una “garantía” o activo anexado, lo que normalmente se refiere a deudas como hipotecas y préstamos para vehículos. Los individuos que exceden los límites de la bancarrota del Capítulo 13 pudieran ser elegibles para la bancarrota del Capítulo 11, comúnmente usada por empresas y corporaciones.

Estamos para ayudarle

Todos los casos de bancarrota son únicos. Es importante contratar una firma legal especializada en bancarrota que tenga sus mejores intereses en mente. Un abogado especializado en bancarrota del Capítulo 7 se asegurará de que usted está tomando el mejor curso de acción posible para reducir sus deudas y proteger sus activos. Llame hoy a la Firma Legal de Scott Warmuth al 626-986-3792 para recibir una consulta legal gratuita.

Abogados de bancarrota personal en el sur de California

La bancarrota es una red de seguridad legal que ayuda a las personas que no pueden pagar sus facturas debido a dificultades financieras. Las dificultades financieras pueden surgir de forma imprevista por la pérdida repentina del trabajo, una enfermedad inesperada, un divorcio, o incluso debido a una concesión excesiva de créditos. Estas dificultades pueden llevar a eventos extremadamente dañinos, como embargo de vehículo, ejecución hipotecaria de una casa, o embargo del salario. Solicitar la bancarrota ofrece una oportunidad para las personas abrumadas por una gran cantidad de deuda para que tengan un nuevo comienzo financiero.

Los individuos normalmente solicitan uno de dos tipos de bancarrota.

Bancarrota del Capítulo 7

El Capítulo 7 les permite a los individuos remover la deuda calificada a la vez que aceptan que un fiduciario de bancarrota (una persona cuyo trabajo es supervisar su reclamo de bancarrota y tomar decisiones imparciales) tome control de ciertos activos para pagar esas deudas. Existen algunas deudas que no pueden ser descartadas y algunos activos que no pueden ser reclamados bajo el Capítulo 7. En California, las exenciones de activos pueden incluir hasta ciertos montos de capital de vivienda, propiedad personal, salarios, planes de retiro, beneficios de asistencia pública, herramientas, pólizas de seguro y otros. El objetivo del Capítulo 7 es ofrecer activos no exentos para la venta a cambio de la supresión de las obligaciones de deuda.

La ley de California ofrece dos sistemas de exención de bancarrota diferentes, comúnmente conocidos por sus códigos civiles: 703 y 704. Cada sistema ofrece diferentes niveles de exenciones para diferentes activos protegidos. Qué sistema de exención es mejor para su situación individual dependerá, normalmente, de su situación de vivienda y estado civil. Su abogado le ayudará a determinar qué sistema de exención es el mejor para su solicitud de bancarrota. En algunos casos, la persona que solicita la bancarrota pudiera no perder ningún activo en el proceso de bancarrota.

Es importante entender que solicitar la bancarrota pudiera no eliminar toda su deuda. Las deudas que no pueden ser descartadas pudieran incluir préstamos estudiantiles, impuestos por ingresos, manutención infantil, restitución legal, compras recientes y otras. El proceso de bancarrota no es adecuado para todo el mundo. Nuestra firma legal le ayudará a sopesar las ventajas y desventajas antes de decidirse por la bancarrota.

Bancarrota del Capítulo 13

El Capítulo 13 es para individuos con una deuda grave, pero que tienen un ingreso fijo; algunas veces se le llama “bancarrota de asalariado”. La bancarrota del Capítulo 13 se diferencia de la del Capítulo 7 porque no reclama activos no exentos. En vez de eso, la bancarrota de Capítulo 13 sigue un plan de repago, cuyos detalles son determinados por la cantidad de dinero que usted gana, cuánto dinero debe y el valor de sus activos. El objetivo de una solicitud del Capítulo 13 es repagar sus deudas en los próximos años. La mayoría de los planes duran entre tres y cinco años.

Hay límites de deuda para la bancarrota del Capítulo 13. Desde abril de 2019, el límite de una deuda no asegurada es de $1,257,850, mientras que el límite de una deuda asegurada es de $419,275. La deuda no asegurada se refiere normalmente a una deuda sin garantía, como una tarjeta de crédito, facturas médicas o préstamos personales. La deuda asegurada es la deuda tiene una “garantía” o activo anexado, lo que normalmente se refiere a deudas como hipotecas y préstamos para vehículos. Los individuos que exceden los límites de la bancarrota del Capítulo 13 pudieran ser elegibles para la bancarrota del Capítulo 11, comúnmente usada por empresas y corporaciones.

Estamos para ayudarle

Todos los casos de bancarrota son únicos. Es importante contratar una firma legal especializada en bancarrota que tenga sus mejores intereses en mente. Un abogado especializado en bancarrota del Capítulo 7 se asegurará de que usted está tomando el mejor curso de acción posible para reducir sus deudas y proteger sus activos. Llame hoy a la Firma Legal de Scott Warmuth al 626-986-3792 para recibir una consulta legal gratuita.

Bancarrota del Capítulo 11 para propietarios de empresas en California

La bancarrota del Capítulo 11 es llamada a menudo un “plan de reorganización empresarial”. Le permite a las empresas y corporaciones mantenerse activas mientras reestructuran su deuda para repagar a los acreedores. El Capítulo 11 también está disponible para ciertos individuos que no califican para una bancarrota del Capítulo 7 o del Capítulo 13.

Las bancarrotas del Capítulo 11 pueden ser extremadamente complicadas y difíciles de llevar a cabo exitosamente. El primer paso en el proceso es completar y presentar una solicitud ante el tribunal de bancarrota. Después de que la solicitud sea presentada, el solicitante tendrá cuatro meses para presentar un plan de reorganización que satisfaga a todas las partes involucradas. Mientras el plan está en desarrollo, la empresa continúa sus operaciones normalmente. Bajo ciertas circunstancias, el tribunal de bancarrota designará un fiduciario para operar la empresa. E independientemente de quién esté dirigiendo la empresa, mientras esta pasa por el proceso de reestructuración el tribunal de bancarrota debe aprobar cualquier decisión importante que se tome durante el proceso.

El tribunal de bancarrota tiene mucho poder al momento de determinar el resultado de un plan de reorganización empresarial. El tribunal determina si el plan presentado tiene probabilidades de tener éxito, y si el plan ha sido propuesto de forma adecuada, justa y con los mejores intereses de todas las partes en mente. El tribunal puede incluso decidir detener los procedimientos del Capítulo 11 completamente si no cree que la empresa pueda reorganizarse exitosamente.

Hay una probabilidad significativa de que una bancarrota del Capítulo 11 no concluya exitosamente. De hecho, la tasa de éxito de las bancarrotas del Capítulo 11 se estima entre 10-15 por ciento. Para tener las mayores probabilidades de éxito, las empresas que solicitan una reorganización del Capítulo 11 deben contactar a un abogado especializado en bancarrota. La Firma Legal de Scott Warmuth ofrece consultas gratuitas sobre bancarrota. ¡Llámenos al 626-986-3792!

Consolidación de deuda en California

Para individuos que buscan escapar de la deuda pero quieren evitar las consecuencias potencialmente negativas de la bancarrota, la consolidación de deuda es una alternativa menos riesgosa. La consolidación de deuda toma todos sus saldos de deuda no asegurada que acumulan altas tasas de interés, y paga esas deudas con un préstamo con un interés más bajo. La consolidación de deuda puede reducir significativamente los costos mensuales de algunos deudores elegibles, y también disminuir el número de pagos mensuales a uno. Para consumidores que continuamente pagan solo el monto mínimo requerido de facturas mensuales de tarjetas de crédito, la consolidación de deuda es una forma de realmente reducir el nivel de su deuda.

Buscar una consolidación de deuda requiere de una cantidad significativa de confianza. La Firma Legal de Scott Warmuth ha ayudado a comunidades poco atendidas a proteger sus derechos legales por más de 35 años. Nuestros abogados especializados en consolidación de deuda siempre llevan a cabo las negociaciones de consolidación de deuda de una forma que represente de la mejor manera los intereses financieros de nuestros clientes. Le explicaremos los pros y los contras de decidirse por una consolidación de deuda y le ofreceremos consejo sobre si su situación específica se resolvería mejor con una solución legal diferente.

Podemos ayudarle a lograr sus objetivos financieros y quedar libre de deudas. Puede hablar hoy con un experto legal. ¡Solicite una consulta gratuita llamando al 626-986-3792!

Consolidación de deuda en California

Para individuos que buscan escapar de la deuda pero quieren evitar las consecuencias potencialmente negativas de la bancarrota, la consolidación de deuda es una alternativa menos riesgosa. La consolidación de deuda toma todos sus saldos de deuda no asegurada que acumulan altas tasas de interés, y paga esas deudas con un préstamo con un interés más bajo. La consolidación de deuda puede reducir significativamente los costos mensuales de algunos deudores elegibles, y también disminuir el número de pagos mensuales a uno. Para consumidores que continuamente pagan solo el monto mínimo requerido de facturas mensuales de tarjetas de crédito, la consolidación de deuda es una forma de realmente reducir el nivel de su deuda.

Buscar una consolidación de deuda requiere de una cantidad significativa de confianza. La Firma Legal de Scott Warmuth ha ayudado a comunidades poco atendidas a proteger sus derechos legales por más de 35 años. Nuestros abogados especializados en consolidación de deuda siempre llevan a cabo las negociaciones de consolidación de deuda de una forma que represente de la mejor manera los intereses financieros de nuestros clientes. Le explicaremos los pros y los contras de decidirse por una consolidación de deuda y le ofreceremos consejo sobre si su situación específica se resolvería mejor con una solución legal diferente.

Podemos ayudarle a lograr sus objetivos financieros y quedar libre de deudas. Puede hablar hoy con un experto legal. ¡Solicite una consulta gratuita llamando al 626-986-3792!

Ayuda legal para liquidación de deuda en el sur de California

Para las personas que tienen deudas graves y han incumplido algunos pagos, la liquidación de deuda puede ayudarles a evitar la bancarrota. La liquidación de deuda es diferente a la consolidación de deuda, en el sentido de que un abogado especializado en liquidación de deuda intentará negociar con los acreedores para “liquidar” la deuda por un monto menor. Por ejemplo, si usted le debe $20,000 a un acreedor, un abogado de liquidación de deuda pudiera ofrecerle al acreedor $5,000 para considerar que la deuda ha sido pagada. Este proceso se repetirá con cada acreedor. Los resultados pueden variar dependiendo del acreedor y su disposición a condonar la deuda; los prestamistas no están bajo ninguna obligación de aceptar negociaciones de liquidación.

La liquidación de deuda es riesgosa y no es la solución adecuada para todo el mundo, y nuestra firma legal no puede recomendar ciertas tácticas de negociación, como el omitir pagos a propósito. La liquidación de deuda solo debe considerarse como una última alternativa a la bancarrota. Nuestros abogados pueden orientarle sobre las ventajas y desventajas de elegir la liquidación de deuda como una forma de escapar a sus deudas. Nuestras consultas son gratuitas, así que llámenos hoy al 626-986-3792 para ver si esta táctica de alivio de deuda es la adecuada para su situación individual.

Servicio legal personalizado para alivio de deuda

La Firma Legal de Scott Warmuth puede ayudar a las personas que sufren financieramente a escapar de la deuda. Evaluamos la situación financiera de nuestros clientes para ayudarles a determinar mejor la acción legal que pueda ser beneficiosa para sus situaciones individuales. Nuestros dedicados abogados han ayudado a nuestros clientes a proteger sus derechos legales y buscar justicia desde 1984.

¡Estamos de su lado, en todo momento!

Ofrecemos consultas gratuitas para ayudarle a determinar si la bancarrota, la consolidación de deuda o la negociación de deuda son opciones adecuadas para usted. Llame a la Liga Legal al 626-986-3792 para programar su consulta gratuita sobre alivio de deuda.

Servicio legal personalizado para alivio de deuda

La Firma Legal de Scott Warmuth puede ayudar a las personas que sufren financieramente a escapar de la deuda. Evaluamos la situación financiera de nuestros clientes para ayudarles a determinar mejor la acción legal que pueda ser beneficiosa para sus situaciones individuales. Nuestros dedicados abogados han ayudado a nuestros clientes a proteger sus derechos legales y buscar justicia desde 1984.

¡Estamos de su lado, en todo momento!

Ofrecemos consultas gratuitas para ayudarle a determinar si la bancarrota, la consolidación de deuda o la negociación de deuda son opciones adecuadas para usted. Llame a la Liga Legal al 626-986-3792 para programar su consulta gratuita sobre alivio de deuda.

¡Envíenos un mensaje de texto!