Alivio de la deuda sin bancarrota

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Los problemas financieros pueden surgir de muchas formas inesperadas, como la aparición de una pandemia global. Muchas empresas se vieron forzadas a cerrar de repente, lo que ha resultado en millones de personas que han perdido sus trabajados en los últimos meses. Facturas médicas inesperadas, desempleo, hipotecas o alquileres que no han podido ser pagados… todavía falta ver cuáles serán las máximas consecuencias financieras del brote del nuevo coronavirus. Lo que ya se ha visto es que muchas familias están teniendo dificultades bajo extensos e inmanejables niveles de deuda. Existen varias opciones legales para que esas familias escapen de esa deuda.

Si bien declararse en bancarrota bajo el Capítulo 7 es una opción, muchas personas quieren evitar las consecuencias negativas de esta medida. Para las personas que desean escapar de su inmanejable deuda con relativamente pocas consecuencias, una opción práctica que pueden considerar es la consolidación de la deuda. La consolidación de la deuda es exactamente eso: la consolidación, o combinación, de todas sus deudas pequeñas en una sola deuda grande. Quizás algunos se pregunten para qué sirve esto, dado que la consolidación de la deuda no eliminará su deuda. En vez de eso, el proceso le permite escapar de su deuda al reducir los niveles generales de interés de su deuda pendiente.

Por ejemplo, digamos que usted tiene 5 tarjetas de crédito, cada una con un saldo actual de $5,000. Estas tarjetas de crédito tendrán una tasa de porcentaje anual (APR, por sus siglas en inglés) de 20%. Si usted hace un pago de $100 en cada tarjeta de crédito cada mes, le tomará más de 9 años eliminar los saldos. Usted habrá pagado $5,840.10 adicionales por cada tarjeta de crédito. ¡Y eso, asumiendo que usted no haga más cargos a ninguna de estas tarjetas en todo ese tiempo! Ahora, digamos que usted consolidó su deuda en un solo préstamos con una APR de 10%. En vez de cinco pagos de $100, ahora está haciendo un pago mensual de $500. Con estos términos, ahora solo le tomará cinco años y cinco meses eliminar su deuda, con solo $7,474.45 de interés en total. Esto le habrá ahorrado $21,726 solo en pagos de intereses.

Cada situación individual es única, pero el objetivo de la consolidación de la deuda es el mismo: reducir el tiempo que le toma saldar su deuda y pagar menos en costos por interés. Los términos de los préstamos de consolidación de deuda pueden variar muchísimo según el nivel de la deuda y el historial crediticio del solicitante. Es por eso que es importante contar con una firma legal especializada en consolidación de deuda para que le ayude con el proceso. Un abogado experimentado en bancarrota y deuda puede decirle si la consolidación de la deuda es la mejor medida que puede tomar para escapar de su deuda. La Firma Legal de Scott Warmuth proporciona consultas gratuitas a cualquier persona interesada en reducir sus obligaciones de deudas a través de consolidación, negociación o bancarrota. ¡Llámenos hoy al 626-986-3792![/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

mas

Llama Ahorra para su Consulta Gratis!

o Solicita una llamada

Nuestro equipo profesional y multilingüe les proporciona a los clientes servicios legales personalizados con sensibilidad y entendimiento, respaldados por décadas de experiencia. Estaremos felices de estudiar su caso.

¡Nuestros abogados hablan su idioma!