¿Debería reportar mi lesión laboral? ¡Sí!

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Las lesiones relacionadas con el trabajo no deben ser tomadas a la ligera y deben reportarse inmediatamente. ¿Por qué? Porque mientras más rápido el trabajador lesionado reporte una lesión laboral a través de los canales apropiados, más rápido podrá recibir el tratamiento médico que necesita. Retrasar el tratamiento de una lesión ocurrida en el trabajo, o no reportarla, puede tener consecuencias negativas inesperadas.

El seguro de indemnización por accidente laboral no se basa en la culpa; independientemente de cómo ocurrió el accidente laboral, el trabajador lesionado tiene derecho a atención médica, adaptaciones en el lugar de trabajo y recuperación de salarios no percibidos. No reportar una lesión inmediatamente puede poner en riesgo estos beneficios. Pero aún, retrasar el tratamiento médico le pone en riesgo de más lesiones permanentes o crónicas. Puede que los trabajadores lesionados encuentren que sea más difícil llevar a cabo un reclamo exitoso de indemnización por accidente laboral por una lesión si buscan el tratamiento semanas o meses después del incidente inicial.

Algunos trabajadores pueden mostrarse reacios a presentar un reclamo de indemnización por accidente laboral por miedo a cómo reaccionará la compañía. Sin embargo, quienes sufren un accidente laboral pueden estar tranquilos, porque sus empleadores tienen expresamente prohibido tomar represalias contra ellos por sufrir una lesión. Los empleadores que amenacen a trabajadores lesionados con despidos u otras formas de “venganza” por presentar un reclamo pueden ser responsabilizados por un respetado abogado de indemnización laboral.

Si usted ha sufrido una lesión en el trabajo, contacte hoy a la Firma de Scott Warmuth al 626-986-3792. Si su empleador le ha dicho que no reporte su lesión, podemos ayudar.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

mas

Llama Ahorra para su Consulta Gratis!

o Solicita una llamada

Nuestro equipo profesional y multilingüe les proporciona a los clientes servicios legales personalizados con sensibilidad y entendimiento, respaldados por décadas de experiencia. Estaremos felices de estudiar su caso.

¡Nuestros abogados hablan su idioma!