Cámara de Representantes de Estados Unidos aprueba proyectos de ley de inmigración

[vc_row][vc_column][vc_column_text]La Casa de Representantes de Estados Unidos aprobó dos proyectos de ley de inmigración expansivos, uno que beneficia a los “Dreamers” y beneficiarios de TPS, y otro que beneficia a los trabajadores agrícolas. La Ley de Promesa y Sueño Americano fue aprobada con una votación de 228 a 197, y la Ley de Modernización de la Fuerza Laboral Agrícola fue aprobada con una votación de 247 a 174. El destino de ambos proyectos de ley ahora recae en el Senado de los Estados Unidos, donde la aprobación no está clara. Millones de inmigrantes indocumentados podrían beneficiarse si estos proyectos se convierten en ley, permitiéndoles trabajar y vivir en los Estados Unidos sin miedo a ser deportados y, eventualmente, solicitar la ciudadanía estadounidense. Los dos proyectos de ley incluyen disposiciones similares a las que están en la Ley de Ciudadanía de Estados Unidos de 2021 sobre la que hemos escrito anteriormente, pero se enfocan más en áreas específicas de la legislación más larga.

La Ley de Promesa y Sueño Americano de 2021, presentada por la congresista de California, Lucille Roybal-Allard, permitiría que los beneficiarios de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), inmigrantes indocumentados que fueron traídos al país de niños y que no tienen la protección de DACA y cumplan ciertos requisitos, y beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS) o Salida Forzosa Diferida (DED), puedan solicitar una residencia permanente condicional por 10 años. La residencia permanente legal completa estaría disponible para solicitantes que hayan obtenido un título universitario o estén en proceso de obtener un título universitario, que hayan servido honorablemente en el ejército por al menos dos años, o que hayan trabajado en el país con autorización por al menos tres años. Todos los representantes demócratas y siete representantes republicanos apoyaron este fragmento del proyecto de ley.

La Ley de Modernización de la Fuerza Laboral Agrícola de 2021, presentada por la congresista de California, Zoe Lofgren, Permitiría a los trabajadores agrícolas inmigrantes que hayan trabajado en el país por al menos 180 días en un periodo de 2 años, solicitar un estatus legal temporal y renovable. Dependiendo de su historial laboral previo, estos trabajadores tendrían permitido, eventualmente, solicitar la residencia permanente después de cuatro u ocho años de trabajo agrícola adicional. También extendería la validez de la visa H-2A a tres años. Todos los representantes, menos un demócrata y treinta republicanos, votaron a favor del proyecto de ley.

Ambos proyectos de ley pasarán ahora al Senado de los Estados Unidos, donde la perspectiva de aprobación es incierta. Los proyectos de ley probablemente necesitarán del apoyo de todos los senadores demócratas y de al menos 10 senadores republicanos para poder convertirse en leyes.

La Firma Legal de Scott Warmuth continuará monitoreando el estatus de estos proyectos de ley a medida que siguen su camino hacia el Congreso. Nuestros abogados especializados en inmigración han ayudado a las personas a vivir y trabajar en los Estados Unidos desde 1984. Si cualquiera de estos proyectos de ley llegara a convertirse en ley, nuestro equipo podrá ayudar a los inmigrantes elegibles con todo el proceso, desde el comienzo hasta el final. Pero independientemente de los cambios potenciales en la ley de inmigración, podemos evaluar el estatus migratorio específico de cada persona, documentada o indocumentada, y ayudar a determinar posibles vías de acción con una consulta legal gratuita. ¡Llame hoy a nuestras oficinas al 626-986-3792 para hablar con un experto en inmigración![/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

mas

Llama Ahorra para su Consulta Gratis!

Nuestro equipo profesional y multilingüe les proporciona a los clientes servicios legales personalizados con sensibilidad y entendimiento, respaldados por décadas de experiencia. Estaremos felices de estudiar su caso.

¡Nuestros abogados hablan su idioma!