Paradas de tránsito – ¿Puede un oficial revisar su auto?

Que un oficial de policía le pida que detenga su vehículo no es una experiencia placentera para nadie. Entender sus derechos y saber qué hacer (y qué no hacer) durante una parada de tránsito puede evitar que una experiencia de por sí desagradable se torne en algo mucho peor. Generalmente, los oficiales de policía no tienen permitido revisar su vehículo sin una buena razón. Sin embargo, los comportamientos sospechosos o las interacciones negativas con un oficial pueden ser usadas como justificación para revisar su vehículo, lo cual está permitido cuando el oficial tiene una causa probable para creer que usted o un pasajero pudieran estar involucrados en actos delictivos.

Qué hacer durante una parada de tránsito

  • Cuando vea las luces policiales o escuche la sirena, prepárese para detenerse. Encienda sus luces intermitentes para indicar que se va a detener, y entonces encuentre un lugar seguro para hacerlo. Deténgase siempre del lado derecho de la calle. Párese tan lejos del centro de  la vía como le sea posible, para evitar bloquear el tráfico.
  • Cuando se haya detenido de forma segura, apague el motor y la radio de su auto. Si es de noche, encienda las luces del interior. Déjese puesto el cinturón de seguridad. Si es un vehículo policial debidamente marcado, baje su ventana. Si el vehículo no está marcado, baje su ventana cuando el oficial le muestre sus credenciales. Mantenga ambas manos sobre el volante. Tenga en cuenta que este NO es el momento para buscar los documentos de su vehículo.
  • Puede que el oficial se tarde unos cuantos minutos en acercarse a su vehículo. ¡Esto es normal! Es probable que el oficial esté buscando información acerca de su vehículo. No salga del auto ni haga movimientos bruscos.
  • Mantenga la calma y actúe de forma cortés cuando hable con el oficial. No discuta, pues es no será productivo. Proporcione su licencia de conducir, prueba de seguro y registro del vehículo cuando el oficial lo solicite.
  • Responda honestamente al oficial, pero evite la autoincriminación. Si el oficial le pregunta si sabe por qué le pidió detenerse y usted realmente no sabe la razón, no tiene que adivinar. Recuerde que usted tiene el derecho de guardar silencio.
  • Si recibe una multa, puede firmarla. Firmar una multa solo reconoce que ha recibido la multa, y esto no es ninguna admisión de culpa.

Qué no hacer durante una parada de tránsito

Casi todo lo opuesto a lo que debe hacer es lo que no debería hacer durante una parada de tránsito.

  • No siga conduciendo. Escapar de un vehículo policial es un crimen grave.
  • No salga de su auto a menos que se lo pidan. Si intenta salir de su auto sin permiso, el oficial puede asumir que está intentando huir.
  • No se niegue a solicitudes directas. Negarse a seguir la orden de un oficial puede llevar a un arresto.
  • No tenga una actitud conflictiva. Tener una discusión acalorada con un oficial no trae nada bueno y solo pudiera generar más problemas.
  • No mienta.

Cuando sigue todos los sí y no de esta lista, los oficiales no deberían tener ninguna razón para revisar su vehículo. Si se ve bajo arresto, contacte a un abogado experimentado en defensa penal. Liga Legal ofrece consultas gratuitas al 626-986-3792.

Deja un comentario